Sunday, 23 August 2009

DOMINIQUE GONZALEZ FOERSTER, 'TROPICALIZACIONES!' TEXT BY PLB IN TOMO MAGAZINE, JULY 2009


Dominique Gonzalez-Foerster, Tropical Modernite, Pabellon Mies Van der Rohe, Barcelona, 1999


Dominique Gonzalez-Foerster, Brasilia Hall, Moderna Museet, Estocolmo, 2000


Dominique Gonzalez-Foerster, Plages, 35 mm, filmada el 31 de Diciembre del 2000 desde la azotea del hotel Othon Palace en Copacabana, 2001


Dominique Gonzalez-Foerster, Tropicalisation!, de Singel, Amberes, Bélgica, 2004


Dominique Gonzalez-Foerster, Bahia Desorientada (2005), en la exposición Tropicalia, curada por Carlos Basualdo en el MOCA Chicago 2005, Barbican Londres 2006, Museo del Bronx 2006.


Dominique Gonzalez-Foerster, Promenade en Expodrome en el Musée dArt moderne de la Ville de Paris, Paris (2007)


Dominique Gonzalez-Foerster, Doble Terreno de Juego / Pavillon-Marquise, Bienal de Sao Paulo, 2006


Dominique Gonzalez-Foerster, Tropicalisation: Sillas Rojas, en Nocturama, MUSAC, Leon, 2008


Dominique Gonzalez-Foerster, SET/Sitio Experimental Tropical, Rio de Janeiro, 2004-hasta la fecha


Dominique Gonzalez-Foerster / TROPICALIZACIONES!
por Pablo León de la Barra

“Y ahora que es lo que se ve? Burgueses, sub-intelectuales, cretinos de toda especie, a predicar tropicalísimo, tropicalia (se puso de moda!) - en fin, a transformar en consumo algo que no saben directamente lo que es… Muy bien, pero no se olviden de que hay elementos aquí que no podrán ser consumidos por esta voracidad burguesa: el elemento vivencial directo, que va mas allá del problema de la imagen, pues quien cree hablar en tropicalísimo agarra la imagen para el consumo, ultra-superficial, mas la vivencia existencial se les escapa, pues no la poseen.”(1)

Nacida en Estrasburgo, Francia en 1965, pero crecida en la ciudad modernista de Grenoble, Francia, Dominique Gonzalez-Foerster se embarco rumbo a Brazil en 1998 buscando modernidades urbanas que fueran semejantes pero diferentes a las modernidades en las que ella había crecido. Aquel viaje iba a tener tal impacto en la artista, que transformaría su obra y su vida por completo. De ser turista, se convertiría en viajera y mas tarde en residente de medio tiempo. En la obra de Gonzalez-Foerster, Brasil se convierte no solo en un plan de escape, sino en una ventana que permite nuevas relecturas del mundo. La presencia de la idea de Brasil en la construcción del imaginario estético de Gonzalez-Foerster, mas que la búsqueda de una estética nacional, obliga a la artista a desarrollar un trabajo que contiene una cierta atmosfera que se encuentra solo en los trópicos, lo que ella llamo ‘Modernidad Tropical’, una combinación de arquitectura moderna, clima tropical y presencia emocional que transforman la racionalidad moderna occidental, en algo menos racional y mas emocional: “Hablar de Tropicalidad puede ser una manera de identificar una combinación de paisajes, deseos abstractos e intenciones orgánicas, una muy sensorial pero también muy compleja situación que mezcla la voluntad modernista con una deriva inmadura hacia la selva tropical. Ciertos momentos de Brasilia, Chandigarh o Hong Kong – y estoy hablando de momentos, no solamente de lugares; una combinación de personas, edificios, luz, sonido, plantas, eventos, parecen exhibir y dar escala urbana a un estado muy interior de las cosas, lo que a veces llamo trafico emocional o mercado negro emocional: la manera en que internamente negociamos para mantener vivos en contra de todas las formas de control y autoridad a el deseo y la belleza. Las condiciones tropicales parecen ser capaces de revelar el hermoso e inmaduro caos que genera la modernidad. El lado inconciente y poderoso de la modernidad, para estar mas activo, parece necesitar una luz y un contexto especial. Algunas veces, la modernidad por si misma, y en especial cuando se refiere a la arquitectura, se vuelve demasiado seca en sus intenciones abstractas; pero balanceada con deseos inmaduros, mucha agua y plantas, se transforma al mismo tiempo, en algo que es al mismo tiempo mas bello y complejo. En otras palabras: el observar la modernidad tropical es como estar alerta de la complejidad transparente de nuestros deseos y de esta continua y permanente negociación entre los múltiples aspectos de nuestro ser.”(2) A continuación, presento un posible roteiro tropical para acceder a la obra de DGF.

Brasilia Hall (1998-2000), Moderna Museet, Estocolmo.
El piso de la sala de exposición esta cubierto de una alfombra color verde, en el muro blanco un neon rojo-naranja dice ‘BRASILIA HALL’. En un monitor, un panorama de Brasilia, la capital de Brasil diseñada en 1956 por Lucio Costa y Oscar Niemeyer e inaugurada en 1960. La alfombra verde es una reflexión sobre la posibilidad de ocupación de una extensión vacía. La ciudad utópica, construida en el Planalto Central, es una extensión enorme de terreno convertida en una plataforma para el desarrollo de distintas modernidades. Quizás, la ultima ciudad…

Plages (2001), filmada en 35 mm el 31 de Diciembre del 2000 desde la azotea del hotel Othon Palace en Copacabana.
Plages es una película de 15 minutos donde la cámara se mueve lentamente siguiendo el movimiento de las olas, la gente, el contorno del diseño ondulado de Roberto Burle Marx sobre el pavimento de Copacabana. Es de noche y la multitud, muchos vestidos de blanco caminan por la playa, hay puestos, sombrillas, fogatas. Como si fueran olas, cuatro diferentes voces recuerdan sus recuerdos sobre Río y Copacabana: una voz canta, la otra recuerda a Burle Marx, una mas recuerda la primera vez que toco los pechos de una mujer cuando tenia 13 años, la ultima recuerda un proyecto utópico para Río de Janeiro. De pronto luces y explosiones aparecen reflejadas sobre el mar y la playa. El humo desdibuja la gente, los dibujos de Burle Marx, las olas. La atmosfera de feria se podría transformar en catástrofe pero todo sigue igual. Se escucha una ambulancia. Podrían ser explosiones, pero son fuegos artificiales… Es año nuevo… Copacabana debe ser ese lugar… Copacabana es un sueño… Copacabana no existe…

Tropicalisation! (2004) de Singel, Amberes, Bélgica.
En el campus cultural de de Singel, la artista realiza once intervenciones como parte de su exposición ‘Alpahvilles?’. Estas consisten entre otras en una serie de abstracciones-recuerdos de momentos tropicales que incluyen: filtros verdes en las ventanas como en Brasilia; un letrero de neon anaranjado con la palabra IBIRAPUERA contra un muro azul; un graffiti plateado contra muro blanco con la palabra TROPICALISATION!; plantas tropicales; pósters-postales de paisajes de distintos lugares del mundo; sillas rojas de plástico ordenadas de manera desordenada sobre el pasto. Pero también columnas rectangulares pintadas de rosa, homenaje a Luis Barragán y una tira de focos rosas colgando entre los arboles, un guiño a Felix Gonzalez Torres…

Bahia Desorientada (2005), Mostrado en la exposición Tropicalia, curada por Carlos Basualdo en el MOCA Chicago 2005, Barbican Londres 2006, Museo del Bronx 2006.
Bahia Desorientada es un pequeño teatro, una plataforma pentagonal construida con triplay de madera entintado en color rosa como la madera que se usa en las construcciones en Brasil. La plataforma es de forma pentagonal y tiene un hueco en medio. Encima hay 6 pequeñas toallas color naranja, amarillo y rosa que invitan al visitante a sentarse en ella, metiendo los pies en el hueco como lo hace uno en una poza de agua o en un muelle en el mar. Mientras tanto en una pantalla sobre la plataforma se proyecta un video: ‘Bahia Desorientada’ una exploración visual del ir y venir de las olas en la playa de Ribeira en Salvador de Bahia. Las olas van trayendo frutos de caju, limones, flores, telas de colores, algas, plantas, discos, discos compactos. Las olas y los objetos van y vienen, a lo lejos unas mujeres negras recogen almejas... El ruido de las olas rompiendo en la playa aparece como un verso…

Doble Terreno de Juego / Pavillon-Marquise (2006), en la 27ava Bienal de São Paulo.
Dentro del Pabellón de la Bienal de Sao Paulo, asi como en el andador cubierto con techos ondulados del Parque de Ibirapuera, DGF repite las columnas cilíndricas blancas que sostienen tanto el edificio como el andador-veranda que comunica a los distintos edificios del parque. Una intervención casi invisible, donde, como si por el efecto tropical, las columnas hubieran comenzado a reproducirse y agruparse en familias formando un bosque de columnas, una de ellas tiene ruedas de bajo, convirtiéndose en una columna móvil… La gente y los skaters siguen sus recorridos y usos del espacio como si nada hubiera cambiado…

Promenade (2007) / con la colaboración de Christophe Van Huffel. Exhibida en Expodrome en el Musée dArt moderne de la Ville de Paris y mas tarde en MUSAC en Leon (2008), INHOTIM, Belo Horizonte (2008), Guggenheim, Nueva York (2008).
Un gran espacio de exposición permanece vacío. El espacio se convierte en un espacio de transición, (no de exposición), lo único que hay dentro es el sonido de una tormenta tropical. Pareciera que esta lloviendo, las gotas que mojan son el sonido… Una lluvia que no moja, un espacio tropical que existe en el vacío…

SET/Sitio Experimental Tropical (desde 2004 y hasta la fecha)
El ultimo y mas reciente proyecto de Gonzalez-Foerster es su propia casa en el barrio de Santa Teresa en Río de Janeiro. Santa Teresa es un barrio europeo de finales del siglo XIX en un monte a las orillas del centro de Río, se llega ahí por medio de un antiguo tranvía. Estar en Santa Teresa es estar en una Europa decimonónica tropical, donde las guerras del siglo pasado se vivieron de lejos. El SET ( Sitio Experimental Tropical) es una casa antigua renovada, una terraza, y una vista panorámica de la bahía de Río de Janeiro. La intervención de DGF ha consistido en renovar la casa, introducir un piso de piedras blancas y negras que recuerdan las curvas del diseño de pisos de Burle Marx y una balaustrada pintada de rosa que contrasta con el verde de la vegetación, evocando la combinación de colores verde/rosa de la Escuela de Samba Mangueira. En palabras de Gonzalez-Foerster el SET “es un lugar para observar, disfrutar y describir los efectos de la ‘tropicalización’ pero también puede ser utilizado como un espacio gigante para protegerse y aislarse de un exceso de presión. El panorama frente a la terraza es una novela permanente que no ha sido escrita y que trata de la vida urbana tropical, del Pão de Açúcar, los pájaros, los aviones…”

Mas que espacios, exposiciones o ‘obras de arte’, el trabajo de Gonzalez-Foerster funciona a la vez como ambientes y atmósferas, escenografías y paisajes, experimentos a ser completados por el ‘espectador’. En esto su trabajo también se acerca a la idea del penetrable como la desarrollo durante los años 60s y 70s en Brazil, Hélio Oiticica(4). La idea de la obra de arte penetrable, donde el espectador y el espacio por medio de la experiencia se convierten en uno solo.

Notas:
1. Helio Oiticica, Tropicalia, Marzo 4, 1968 en Brett, Guy; David, Catherine and Dercon, Chris (Curators) (1992), Hélio Oiticica, Centro De Arte Hélio Oiticica/Witte De With/Jeu de Paume, Rio De Janeiro/Rotterdam/Paris, pg 125 (traducción del autor)
2. En Tropicale Modernite, A Conversation Between Dominique Gonzalez-Foerster and Jens Hoffmann, exhibition catalogue, Pavilion Mies van der Rohe, Barcelona, February 2 to February 25, 1999. (traducción del autor)
3. Roteiro: itinerario, ruta, guión en portugués. La lectura moderna tropical es solo una de las posibles rutas para entender la producción artística de Gonzalez Foerster durante los últimos 10 años, otras rutas posibles podrían ser la relación de la artista con la modernidad, Japón, el futuro, la utopia, la distopia, el espacio galáctico, Marte, el tiempo, la literatura, la arquitectura, el urbanismo, la música, la moda, el cine…
4. Oiticica desarrolló una serie de estrategias artísticas donde transformo el espacio de exposicion en lo que el llamo Penetrables: Tropicália, Penetrables ‘PN2’ y ‘PN3’ ( exhibidos en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro en 1967) y Eden (en la exhibición de Oiticica 'Whitechapel Experiment', Whitechapel Gallery, Londres, 25 de Febrero a 6 de Abril de 1969). “Para esto, cree un escenario tropical, con plantas, pericos, arena, rocas... Me pareció, mientras caminaba por los ambientes y el set de Tropicália, que iba caminando por las regueras y sobre las curvas orgánicas del Morro, y que era como la arquitectura fantástica de las favelas, otro tipo de experiencia vital." (Oiticica, ibid, pg. 124) En estos penetrables, Oiticica colapso la relación entre objetos y exhibición, transformando el espacio de exposición en una obra de arte total y en una experiencia total.

No comments:

Post a comment