Wednesday, 22 September 2010

SOLANO BENITEZ: A GARDEN, A TOMB, 4 CONCRETE BEAMS, 4 MIRRORS, BUILT IN PIRIBEBUY, PARAGUAY IN 2000











Solano Benitez
Tumba en Piribebuy (En memoria de mi padre)
Proyecto 4 Vigas
(fragmentos de una carta)

Estoy construyendo un proyecto que me demoré diez años en hacerlo, aquí van las instrucciones para que lo puedas visualizar y espero que también lo dibujes, con el auxilio de estas referencias.

Imaginá un cuadrado de 9ms de lado, está inscripto en un paisaje muy particular, dos de los lados están bordeados de manera irregular por un pequeño arroyo de aguas cristalinas de .60 cms de ancho promedio, con pequeñas caídas de agua de .30 cms; y atravesando como en diagonal el cuadrado, transcurre otro curso menor que corre configurando una pequeña isla que desaparece a pocos metros, donde reconfluyen las aguas.

Este cuadrado esta conformado por cuatro vigas, de 7.50 ms de largo x .20 cms de ancho x .80 cms de alto, y bordes a la vista biselados, que se inician en los vértices, y avanzan hasta 1.50 ms antes de alcanzar el siguiente vértice del perímetro, quedando sin tocar el suelo que oscila a cotas diversas desde el fondo horizontal de vigas, entre .05 cms a .50 cms y mas; sostenidas cada una por un solo pilar, de altura variable de .25 cms de ancho x .80 cms de largo, que sitúa su lado mas largo, en perpendicular, y el ancho, en tangente a la cara externa de cada viga, sin apoyarla por debajo; generando de esta manera dos voladizos de viga, por cada lado, uno de 1.50 ms hacia el vértice del cuadrado y otro de 6 ms en dirección contraria, por cada pilar.

Te imaginarás, debido a la humedad de los causes del arroyo que este lugar está particularmente vegetado, y que las vigas se entrecruzan con la densidad arbórea y los helechos de gran porte, sin molestar a ninguna especie. El lugar así queda nombrado desde afuera con esta entrelazante estructura de hormigón.

En la cara externa de cada una de las vigas, en el encofrado, se introdujeron hojas de amambay - un helecho muy característico de estos arroyos - que estampa de esta forma su huella en el hormigón y fue ejecutado con la ayuda del maestro "Solanito", mi apasionado hijo mayor.

La cara interna de las vigas están recubiertas de espejos, de forma tal que el espacio nombrado desde fuera desaparezca desde dentro.

En el interior del cuadrado, esquivando las raíces, a la sombra de los árboles y poblado por el sonido del agua de los arroyos, hay una fosa, también de hormigón armado; que será de ahora en adelante, la tumba de mi padre.

Este proyecto lo abordé sistemática y periódicamente a lo largo de estos diez años que ya transcurrieron desde su muerte; y lo abandoné con la misma constancia con que surgía la necesidad de elaborarlo, cumpliendo un pedido suyo de ser enterrado en nuestra casa quinta de la localidad de Piribebuy, a 84 kms de Asunción, en el departamento de la cordillera, en el lugar por él bautizado "Los Pilinchos" sucursal del cielo.

Esta circunstancia de abordar el tema de la muerte, y en particular la de alguien tan amado, a lo largo de este tiempo me hizo atravesar todos los estados de la melancolía imaginables - único justificativo a mi inoperancia como arquitecto.

El ingreso atravesando la señal de las vigas, por los cuatro espacios interrumpidos del perímetro, hace desaparecer el lugar o densifica el aire con una fuerza centrípeta muy especial, donde todo lo presente queda integrado, esperando el momento en que se tome asiento junto al lugar de la tumba, momento en el cual toda presencia es asimilada por los espejos, que en su infinita repetición del espacio , lo transforma ahora sí en un integrador centrífugo.

Recuerdá que la altura de las vigas es la normal de una baranda, de aproximadamente 1.10 ms de alto, entonces al estar parado en ese espacio, la vista normal recorre mas metros que la superficie de 81m2 inscripta y resonante. Sé que es recurrente asociar la idea de los espejos al enamoramiento egoísta por excelencia, el narcisismo; pero hay una cosa que siempre me fascinó de los reflejos, la internalidad de "uno" y la externalidad de lo "otro", claudica en esta superficie, yo habito dentro mío, y yo soy el límite que me separa de todo. La excepción que abrazo con desesperación es el espejo.

En el espejo yo estoy "allí", en frente, fuera de mi mismo, habitando una otra dimensión que me iguala a todo lo demás, o que me permite habitar en un otro mundo que no sea mi interior, en un plano de igualdad y simultaneidad; tal vez en el espejo tengamos la máquina capaz de permitirnos el habitar de otra forma con nuestros seres... los amados ausentes, porque la obscenidad de la muerte les arrancó de nuestro lado... los que son el amor imposible, porque nunca encontramos ni el espacio ni el tiempo que les permita existir...

Esta pequeña obra, creo que tiene un particular carácter exorzisador para mí, y espero de ella un efecto por demás positivo en el gerenciamiento relacional con todos mis fantasmas.

Querido amigo, por aquí todo va bien, espero enviarte fotos de las obras que estamos avanzando, entre ellas muy particularmente el embarazo de Pili (a mia mulher) que a pesar de pequeños sobresaltos transcurre de maravilla.

Me encantaría saber que opinàs de este proyecto, sabiendo además que en tu imaginario se verá mucho mas mejor que lo que yo en realidad alcance a construir, y hacerte saber que "La Invención de Morel" el genial libro de Adolfo Bioy Casares, sigue dando frutos, - aunque muy influenciado además por mis queridos hermanos brasileños y paulistas, también estoy tentado a explicar esta obra para ellos de la siguiente manera... 4 vigas... 4 pilares... 4 espejos... y una fosa - aunque la poesía concreta sea para mí una refrescante novedad.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment